Inicio Destacadas Los alegres colores del ave del paraíso y el riqui riqui

Los alegres colores del ave del paraíso y el riqui riqui

por Haiman El Troudi
0 comentario
Los alegres colores del ave del paraíso y el riqui riqui

Los alegres colores del ave del paraíso y el riqui riqui adornan bosques y selvas húmedas de Venezuela. Estas exóticas y llamativas flores son propias de ambientes selváticos tropicales y subtropicales. Aunque estas plantas suelen confundirse por su aspecto similar, no son de la misma especie ni familia, aunque más allá de sus curiosas formas y sus vibrantes colores, tienen en común varios aspectos.

La Strelitzia reginae, o ave del paraíso, llamada así por su semejanza a un colorido pájaro, suele ser relacionada popularmente con la suerte, el amor y la fidelidad.

El riqui riqui o platanillo, así como las muchas y variadas especies de heliconias que habitan en nuestro país, como la heliconia acuminata o gallito, son esbeltas parientes del cambur y del plátano. Según los botánicos, decenas de especies de heliconias engalanan con sus flores las selvas húmedas y nubladas de la Cordillera de la costa y Los Andes.

El ave del paraíso

También conocida como flor de pájaro o planta de pájaros de fuego, el ave del paraíso es un esbelta e imponente arbusto que puede alcanzar una altura de hasta dos metros. Originaria de Sudáfrica, la flor de la Strelitzia reginae es conocida por sus llamativos colores y su aspecto parecido al de un ave, lo que le da su nombre.

Esta planta se ha extendido por diversas zonas, pues se adapta a climas tropicales y subtropicales. Es popular en países como México, Ecuador, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Guatemala y las costas mediterráneas. Junto con las orquídeas y las heliconias, es una de las plantas tropicales más populares.

Crece en suelos húmedos y cálidos, con temperaturas de entre doce y veinticinco grados. Si bien es capaz de tolerar temperaturas más altas, no soporta las heladas o inviernos fuertes. Además, requiere una humedad de 70 %.

Del largo tallo de esta planta de la familia Strelitziaceae, emergen unas hojas de vainas alargadas que lo recubren con un color verde vivo. Al final de él, se encuentra un pico del cual surgen las flores. Éstas son asimétricas, hermafroditas y de colores dados por grandes brácteas con intensas tonalidades. Cuentan con tres sépalos de color naranja rojizo y unos pétalos entre azul y violeta.

Una reina

Después de ser introducida en Gran Bretaña en 1772, sir Joseph Banks nombró a la exótica planta Strelitzia reginae en honor a la reina Charlotte, duquesa de Mecklenburg-Strelitz, y esposa del rey Jorge III. Por ello, su nombre científico, proviene del latín: reginae, que significa ‘reina’.

Llamada popularmente ave del paraíso, esta planta destaca por su bella flor exótica en tonos naranjas, azulados y violetas cuya forma se asemeja a la cabeza de un pájaro.

En Sudáfrica se cree que es una representación suprema del paraíso debido a lo que transmiten su forma y colores. Para ellos representa el vuelo de un ave, la libertad y el acercamiento a Dios o a lo divino. Mientras que en Hawai es un símbolo cultural importante. Allí recibe el nombre “little globe” y representa la magnificencia.

Al ave del paraíso se suele relacionársela, en general, con la fidelidad y el amor, pues se compara con las especies de pájaros que son monógamas. Así mismo representa la vivacidad, grandeza y pureza del amor.

Más que una bella flor

La flor de la Strelitzia reginae o ave del paraíso tiene una forma característica que la convierte en favorita para la decoración. Otra de sus cualidades que destaca es que produce flores prácticamente todo el año, especialmente durante los meses más calurosos de verano y tiene una larga vida. Se mantienen frescas y bellas por un periodo largo en los floreros. Su duración media es de dos semanas, sin embargo, pueden mantener sus colores vivos hasta por 18 días.

Por su altura, esta flor se presta para hacer grandes y elegantes arreglos florales. Además, a diferencia de otras, no suelen emitir malos olores en los floreros. También se cultiva como planta ornamental para bordear espacios, ambientar jardines, así como para canteros en balcones y patios. Por otro lado, esta flor posee un néctar dulce que atrae a pájaros e insectos, como colibríes y mariposas, por lo que es ideal para sembrarla en espacios abiertos.

También se suele usar al ave del paraíso como decoración en lugares de trabajo, no solo por su belleza y elegancia sino porque sus puntas y terminaciones simbolizan la producción de ideas y eficiencia.

Por si fuera poco, esta planta contiene componentes bioactivos, muy usados en medicina debido a su acción antioxidante, antibacteriana y antiviral. Contribuye con la regulación del colesterol y el azúcar.

Riqui- Riqui o Platanillo

La flor de riqui-riqui es llamada popularmente con ese nombre debido al sonido que hacen durante el periodo de lluvias, cuando son movidas por el viento y que asemeja a un «rechinar». Pertenecen a la familia Heliconiaceae, género Heliconia, de importante valor ornamental.

En Venezuela se han reportado unas 20 especies de heliconias, y se estima que sumando la diversidad en las selvas de Amazonas y Bolívar podría alcanzar unas 30. Algunas especies, como la heliconia mariae, llegan a medir hasta seis metros de alto.

La heliconia bihai, conocida también como platanillo, bijao, riqui riqui o lobster plant es una hierba que puede alcanzar hasta tres metros de altura. Sus hojas son oblongo lanceoladas, verde brillante y grandes, pueden llegar a medir 50 centímetros de largo. Viven en las selvas tropicales muy sombreadas y húmedas, se confunden con el ave del paraíso por su semejanza con las del género Strelitzia.

Su inflorescencia es erecta y están dispuestas o insertas en dos filas (dística),

con una serie de espatas (brácteas amplias) distanciadas entre sí y mucha variedad en la coloración éstas y sus flores. Los sépalos van desde el verde de su ápice, hasta anaranjados, amarillo claro, cereza y blanco.

El alegre Gallito

Otro ejemplar de esta especie tropical es la Heliconia acuminata, conocida como Gallito. También se caracteriza por su esbeltez y puede alcanzar una altura de entre dos o tres metros. Estas llamativas flores son comunes en el estado Aragua, la selva nublada del Parque Nacional Henri Pittier, en las montañas de la cordillera de la Costa, y en las vías a Ocumare o Choroní.

Posee pequeñas hojas redondo lanceoladas, que crecen opuestas y alternas a lo largo del tallo. Las inflorescencias son erectas, de 40 cm de largo, con unas siete espatas de color rojizo con la base verdosa.

En la base de cada una de estas espatas pueden desarrollarse hasta quince flores, de unos cuatro centímetros de largo, color anaranjado y una mancha negra en la punta. Por la forma y color de sus flores suele ser confundida también con el ave del paraíso.

La decocción del rizoma del Gallito se emplea como antídoto contra la mordedura de serpientes.

¿Qué son las Heliconias?

Las heliconias son unas llamativas y exóticas plantas que habitan entre el Trópico de Cáncer y el de Capricornio, específicamente en las regiones tropicales y subtropicales de centro y Sur América, islas del Pacífico sur y sudeste asiático.

Están presentes en toda Venezuela y por su tamaño estas plantas necesitan de un buen espacio para extenderse, así como de lugares cálidos y húmedos para desarrollarse.

Su nombre viene del monte Helicón, el hogar de musas y diosas de las artes y las ciencias en la mitología griega. El nombre de heliconia, refiere a la eterna belleza y juventud de las musas, cualidades que parecen tener estas flores. También llamadas plataneras silvestres, en la familia de las Heliconias se pueden contar hasta 250 variedades. Aunque no son de la misma familia, hay quien las llama “falsas aves del paraíso”.

Los alegres colores del ave del paraíso y el riqui riqui

Heliconia Mariae.

La mitad de las variedades existentes en Venezuela poseen inflorescencias colgantes. Mientras que la otra parte tiene inflorescencias erectas como la de Heliconia aurea. Éstas conservan agua en las brácteas, que forman pequeñas peceras en las que se desarrollan larvas de insectos y pequeños anfibios.

Tanto las diferentes especies de heliconias, como el ave del paraíso son coloridos regalos que la biodiversidad de nuestro país nos obsequia.

 

Con información de Venezuela Tuya, Vereda ULA, Interflora, Inecol y Mejor con Salud


No te pierdas

Hermosa como iglesia chiquita, la trinitaria

Rosa de Montaña, sus llamativas flores y propiedades medicinales

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2024 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad