Inicio Destacadas Aguinaldos para el Niño Dios, la paz y la alegría

Aguinaldos para el Niño Dios, la paz y la alegría

por Haiman El Troudi
0 comentario
Aguinaldos para el Niño Dios, la paz y la alegría

Expresión musical popular que tradicionalmente se interpreta en Navidad, los aguinaldos son alabanzas al Niño Dios, la familia, la paz y todo lo que significa compartir lo hermoso de la vida con mucho amor y alegría, en honor al nacimiento de quien, de acuerdo al relato bíblico, dio la vida por la salvación de la humanidad.

Las letras de los aguinaldos, cuya palabra tendría su origen en el término “eguinad», con el cual los celtas designaban al obsequio de fin de año, están cargadas de mensajes de esperanza, felicidad o adoración y, generalmente, cuentan las historias de humildes hombres, mujeres y niños  que van al encuentro del Niño Jesús.

Tradición iniciada en los templos católicos del país, por ser herencia de la España colonizadora, los aguinaldos fueron adoptados y adaptados a las costumbres del pueblo, que los sacó del recinto evangelizador, les agregó picardía y los llevó a casas, plazas,  paseos y cuanto espacio se destina a disfrutar de la Navidad.

Herencia de villancicos

Nuestros aguinaldos vienen de los villancicos, una de las manifestaciones más antiguas de la lírica popular de España.  El nombre de este estilo de canciones, cuyo origen se remontan al siglo XIII, deriva de la palabra “villanus” , que no se refiere a la villanadas contra los pueblos originarios al llegar a nuestras costas, sino que  deriva del latín y significa siervo o campesino. Vale decir, los aldeanos que entonaban aquellos cantos.

En sus inicios, el villancico era  una breve composición de estrofas con un estribillo,  que se interpretaba en países europeos con dos o tres instrumentos y un solo cantante. Entonces era el amor el que inspiraba las letras, pero en el siglo XVI la Iglesia cambió la fuente de inspiración de los aldeanos por los temas religiosos.

No obstante, fue la misma Iglesia la que prohibió el uso de villancicos durante la liturgia, en el siglo XVIII, porque fueron influenciados por la música italiana que se hacía en esos años. Su uso estaba arraigado en las misas celebradas en nuestro país y ya los venezolanos y las venezolanas convertían estos cantos en aguinaldos.

Aguinaldos a lo Divino y de Parranda

Aguinaldos para el Niño Dios, la paz y la alegría

El maestro Vicente Emilio Sojo, quien se dedicó a estudiar este género musical,  lo clasificó en dos categorías: aguinaldos a lo Divino y aguinaldos de Parranda. Los primeros aluden al nacimiento del Niño Dios; los segundos incluyen letras más de la cotidianidad popular, algunas hasta jocosas.

Las misas de aguinaldos o de gallo, que se siguen celebrando pese a no durar  ahora hasta la medianoche, son el escenario de los aguinaldos inspirados en el Niño Jesús, la Virgen, la sagrada Familia, interpretados con música sobria, suave, en moderato con solista o una coral; mientras que la calle y el casa en casa es el escenario de los aguinaldos parranderos, bullangueros, con muchas o muchos intérpretes.

Si bien el cuatro es el instrumento favorito para interpretar aguinaldos, el tambor, la charrasca, las maracas, la guitarra, las chapitas sujetas a una tabla o el furruco, le dan ese sabor de lo afirmativo venezolano. Dependiendo de la región donde se interpreten estas canciones decembrinas, se agregarán o suprimirán instrumentos. Es así como en el estado Lara se acompaña con el quinto y el requinto; mientras que en Barinas y Apure se agrega la bandola.

La tradición y los aguinaldos

Aguinaldos para el Niño Dios, la paz y la alegría

También los aguinaldos tienen cierta particularidad, de acuerdo a la tradición navideña de cada localidad, estado o región. En el estado Carabobo, por ejemplo, existe el llamado aguinaldo de entregue, conformado en tres partes: búsqueda del Niño, adoración al ángel y entregues.

Mientras que en los estados andinos (Táchira, Mérida y Trujillo) se celebra la Paradura del Niño, basada en el pasaje bíblico en el que Jesús de niño se perdió y fue  hallado en el templo de su padre, Dios. En esta tradición al Niño Jesús lo esconden y luego lo hacen caminar como a cualquier niño, para  compartir con la familia y la comunidad, acompañado por sus padrinos. Esto ocurre entre el 31 de diciembre y el 2 de febrero, acompañado de aguinaldos y comida tradicional navideña.

En casi todo el país ya es común que, durante la Navidad, el ritual de la misa incluya aguinaldos religiosos, los cuales son compartidos con los de parranda en algunas poblaciones de la zona costera. Las patinatas también son propicias para la ejecución de aguinaldos de parranda, por su ambiente festivo.

Los aguinaldos más populares

De acuerdo con los estudiosos del tema, encabezados por el maestro Vicente Emilio Sojo, quien publicó dos recopilaciones de aguinaldos populares venezolanos en 1945 y en 1949, respectivamente, la diferencia entre el villancico y el aguinaldo pudo darse desde 1946, con el músico Ricardo Pérez, compositor de algunos aguinaldos tradicionales como Cantemos alegres, Espléndida noche y A ti te cantamos, entre otros.

Otros compositores que marcaron pauta en este género son, entre los más recordados: Rogelio Caraballo (“Niño venturoso”), Henrique León (“La gloria cantemos”), Alejandro González y Fernández (“Ya se acerca el día”), así como Otilio Galíndez (“Luna decembrina”). Mientras que entre los temas más interpretados figuran: «Corre caballito», «Niño Jesús llanero», «La jornada», «Un feliz año pa´ ti”, “Fuego al cañón”,  “Aguinaldo margariteño”, “Alegre cantemos”, “Tucusito-tucusito”, “El burrito de Belén”, “El niño criollo”, «Tun, tun», “Cantemos, cantemos” y  «Niño lindo».

Venezuela es prolífica en aguinaldos que hoy por hoy forman parte de nuestra  memoria colectiva, la cual se niega a morir  pese a los embates de la transculturización, por lo que cada Navidad suenan para fortalecer  los valores de hermandad, solidaridad, gratitud, humildad y  amistad.

 

Con información de Fundación CIEV, UCLA, Teoria Musical y Cultura Venezolana, Venezuela Tuya y Navidad

Fotos cortesía de MippCI, VTV, Correo del Orinoco y YVKE Mundial


No te pierdas

La Navidad y nuestras tradiciones

Retablillo de Navidad

> El papagayo florece en diciembre

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2024 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad