Inicio Destacadas Carmen Clemente Travieso, una pionera de la emancipación

Carmen Clemente Travieso, una pionera de la emancipación

por Haiman El Troudi
0 comentario
Carmen Clemente Travieso, una pionera de la emancipación

Carmen Clemente Travieso fue, sin lugar a dudas, una precursora. La emancipación de la mujer y la reivindicación de sus derechos sociales, económicos y políticos tuvieron en esta audaz e intrépida caraqueña, una luchadora irreductible.

Desafiando a la cultura dominante y a un medio ambiente hostil, convocó a las mujeres de la Venezuela de principios del siglo XX a un cambio: empoderarse y organizarse para la conquista de sus derechos en condiciones de igualdad y no de competencia con el hombre.

“(…) ¡Mujer venezolana de pie para defender tus derechos! ¡Mujer de pie para dejar oír tu voz, tu voz femenina, orientadora y firme (…) La tarea que tenemos por hacer es dura, requiere toda nuestra voluntad, toda nuestra fuente de energías, toda nuestra constancia y nuestro amor porque vamos a construir. Unidas todas por un solo ideal, en bloque (…)”, escribió en su primer artículo publicado el 31 de marzo de 1936 por el periódico Ahora, fundado ese mismo año.

Pionera en el periodismo venezolano, como reportera y el ejercicio del oficio a tiempo completo, Carmen Clemente Travieso fue la primera mujer en obtener el título de Reportera en la Universidad Central de Venezuela.

También fue la primera mujer en ser postulada para un cargo de elección popular por un partido político, candidata del Partido Comunista de Venezuela a la Asamblea Nacional Constituyente de 1946, proceso electoral que el que las mujeres votaban por primera vez.

Los albores del siglo XX

Carmen Clemente Travieso, una pionera de la emancipación

Hija de Lino Clemente y Mercedes Eugenia Travieso, la bisnieta de Lino de Clemente, prócer de nuestra independencia, nació el 24 de julio de 1900. Su infancia transcurrió en la casa de abuela materna, Trinidad Domínguez de Travieso, a donde se trasladaron luego de la muerte de su padre.

Lectora ávida, su pasión por los libros la descubrió muy temprano. A los cinco años Carmen Clemente Travieso  leía todo lo que estaba a su alcance y también creaba historias a partir de los cuentos que le narraba su abuela.

Conoce al poeta, abogado, humorista y político Andrés Eloy Blanco a los 17 años, con quien cultivó una amistad que duró hasta la muerte del autor de “Píntame Angelitos Negros”.

Entre los años 1924 y 1927, vivió en Nueva York en compañía de una tía y su hermana mayor Cecilia. Durante su estadía en esa ciudad, además de aprender inglés, Carmen Clemente Travieso se incorporó a grupos de ayuda a enfermos de lepra y mujeres desvalidas, y trabajó en como bordadora del taller Bucilla Company, lo que le permitió conocer  las condiciones laborales y las luchas de las mujeres trabajadoras.

Se incorpora a la resistencia

Carmen Clemente Travieso, una pionera de la emancipación

A su regreso a Venezuela, en 1927, se incorpora junto a otras mujeres en la organización de la resistencia contra la dictadura de Juan Vicente Gómez y apoya la lucha estudiantil de la Generación del 28.

Durante esa época se suma a la reproducción y distribución de El Imparcial, una publicación humorística escrita por Andrés Eloy Blanco, y de La Boína, editada por los protagonistas de la Semana del Estudiante de 1928. También colaboró en la redacción del periódico comunista El Martillo.

Dos años después, en 1929, se une a las madrinas de guerra, grupo de mujeres dedicado a la tarea de visitar a los presos políticos para llevarles alimentos, medicinas y servir como enlace de la correspondencia entre La Rotunda y otras cárceles.

Levanta su voz la luchadora

Carmen Clemente Travieso, una pionera de la emancipación

En 1930 conoció a Juan Bautista Fuenmayor, Rodolfo Quintero y Kotepa Delgado,  los fundadores del Partido Comunista de Venezuela (PCV) y al año siguiente, en 1931, crea, junto con otras dos activistas, Josefina Juliac y Margot García Maldonado, la primera célula femenina de ese partido.

A partir de 1936 Carmene Clemente Travieso asume su más grande y dura batalla: la reivindicación de los derechos políticos, económicos y sociales de la mujer venezolana.

En su artículo ‘Nuestra Mujer. Llamamiento’ escribió: “Ya sé que la tarea es dura y que implica y requiere valor, pero empecemos, empecemos por ser nosotras mismas las que nos despojemos de los prejuicios absurdos que colocan a la mujer venezolana en un plano de inferioridad ante el hombre”.

Carmen Clemente Travieso, la emancipadora

Carmen Clemente Travieso, una pionera de la emancipación

Ilustración Lorena Almarza.

Para la insigne luchadora era absolutamente necesario que la mujer tuviera acceso a la educación, a la cultura y a la adquisición de un oficio para mejorar su calidad de vida y alcanzar su emancipación política y económica.

En ese contexto nace la Asociación Cultural Femenina, de la cual fue fundadora y miembro activo. Desde esa organización  promueve, junto a otras mujeres  la alfabetización y capacitación en temas de salud, educación sexual y participación política, dirigido a amas de casa y obreras.

“(…) La mujer venezolana está, pues, en el deber para consigo misma, de luchar para obtener una instrucción, la instrucción que surge a la resolución de sus problemas más vitales, que la ha de capacitar para el logro de su mejoramiento de vida, tanto material, como intelectual, que la hará comprender la vida y gozarla con toda la amplitud a que tiene derecho como mujer despierta y consciente de su realidad y de su finalidad”, afirmó.

Creó, además, La Casa de la Obrera, donde funcionaba una escuela de oficios y de dictaban conferencias, charlas y se realizaban foros.

“Cultura de la Mujer”

“Cultura de la Mujer”, es el nombre de la página semanal que publicó en el diario Ahora desde 1936 hasta 1948.  Desde allí expuso, analizó y debatió los problemas de las mujeres y la sociedad en general.

La página semanal sirvió para fomentar la organización de las mujeres, necesaria para la consecución de los objetivos. Escribió Clemente: “(…) La mujer aislada, o actuando dentro de un grupo minoritario o selecto, no llegará nunca a ver sus esfuerzos coronados por el éxito. Por ello se impone sin dilación la organización de nuestras mujeres (…)”.

En conjunto con la Asociación Venezolana de Mujeres, el Ateneo de Caracas y la Asociación Cultural Interamericana,  la Asociación Cultural Femenina participó en diversas acciones entre las que destacan: una propuesta de reforma del Código Civil, a favor de la igualdad de los derechos entre el hombre y la mujer en el matrimonio; los derechos equitativos de los llamados “hijos ilegítimos”; la protección para la madre obrera antes y después del alumbramiento, y la creación de casas cunas y de jardines de la infancia.

También presentó una reforma en el Código de Comercio, que permitió a la mujer ejercer una profesión comercial independiente de su esposo,  junto a la Asociación Venezolana de Mujeres.

La conquista de los derechos de la mujer debía asumirse, de acuerdo a Carmen Clemente Travieso,  en condiciones de igualdad y no de competencia con el hombre.

“(…) Despertemos. Hagamos un esfuerzo colectivo por colocarnos definitivamente al lado del hombre como compañeras valientes y honradas, sabedoras de nuestros derechos y conscientes de nuestros deberes. Vamos a trabajar por unirnos al hombre en compañera, ‘no en rival’ (…)”.

La reportera

Como reportera se inicia en el diario Últimas Noticias fundado en 1941 y al que ingresa en 1944,  trabajando a tiempo completo y saliendo a la calle para buscar noticias y temas de interés.

Aunque era política del periódico que los periodistas cubrieran todas las fuentes, Carmen Clemente Travieso se especializó en la redacción de reportajes sobre los barrios, los niños abandonados, el alto costo de los alimentos y los temas relacionados con la mujer.

Escribió para Hoy, El Nacional, El Universal y en las revistas Élite, Páginas y Estampas, además de los diarios Últimas Noticias y Ahora.

Entre otros ensayos y biografías destacan “Mujeres Venezolanas y otros reportajes”, “Teresa Carreño”, “Mujeres de la Independencia”, y “La Mujer en el Pasado y en el Presente”.

El periodista Omar Pérez, quien escribió un ensayo biográfico sobre ésta insigne luchadora, Carmen Clemente Travieso “(…) descolló, no solo por su inteligencia y tenacidad sino por su audacia, intrepidez y coraje (…) Es una de las más eminentes precursoras de la modernidad, de la vanguardia, en pro de las grandes batallas por la reivindicación de la mujer”.

Sus aportes,  tanto en lucha por la emancipación de la mujer como en el reconocimiento de sus plenas capacidades a todos los individuos, son invaluables y tienen plena vigencia porque como ella afirmó: “Hablar de igualdad entre los seres humanos es un absurdo, cuando se excluye de ella a la mitad de la Humanidad”.

Fuente:

Almarza, Lorena. “Mujeres aguerridas. Historias de mujeres maravillosas”. Ediciones MinCI, 2018.

Corrales Lomelli, Alicia y Díaz Batarell, Laura. “Carmen Clemente Travieso. Una pionera que hizo historia”. Tesis de Grado. Universidad Católica Andrés Bello, 2000.


No te pierdas

Lucila Palacios cimentó una vida alrededor de las letras

La voz sin lastres de Enriqueta Arvelo Larriva

> La letra combatiente de José Rafael Pocaterra

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2024 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad