Inicio EcoVidaBuenas prácticas Cómo cuidar el aire

Cómo cuidar el aire

por Haiman El Troudi
0 comentario
Cómo cuidar el aire

Aunque algunas veces no la percibamos, la contaminación atmosférica no solo impacta en la salud y calidad de vida, sino que puede ser letal.

Una exposición permanente al aire contaminado puede provocar enfermedades cardiovasculares (accidente cerebrovascular o ACV, por ejemplo) y respiratorias (asma, alergias, cáncer de pulmón), entre otras afecciones.

Cerca de 800 personas mueren cada hora en el planeta debido a la polución del aire.

 

Cómo cuidar el aire

 

Son diversas las fuentes de contaminación del aire relacionadas con la actividad humana, con una magnitud cada vez mayor: El uso de combustibles fósiles (petróleo y sus derivados, carbón, gas natural) en la industria y el transporte, en el hogar para la calefacción y la cocción de alimentos; así como el ganado (produce metano y amoníaco)  y la quema de residuos en el sector agrícola. Otras causas son la quema de basura a cielo abierto y la acumulación de desechos en vertederos.

Un panorama que nos obliga a actuar, no solo al conjunto de naciones sino a cada uno de nosotros. En nuestras actividades diarias podemos hacer cambios que contribuyan  a disminuir la contaminación atmosférica. Las pequeñas acciones siempre suman.

Pequeñas acciones que suman

Cómo cuidar el aire

 

  • Usa racionalmente el vehículo, evítalo para trayectos cortos. Siempre que puedas ir caminando hazlo, es bueno para la salud.
  • Si puedes llegar a tu destino en transporte público o bicicleta, opta por ellos. Menos automóviles en las vías, menos emisiones de CO2.
  • En caso de que te desplaces en tu automóvil particular y tienes que detenerte para esperar por alguien o por algo, apágalo. Mientras esté encendido genera emisiones.
  • Reduce, reutiliza y recicla. Disminuir la cantidad de basura ayuda a mantener el aire más limpio.
  • Evita el uso de productos plásticos desechables o de un solo uso.
  • Disminuye el uso de aerosoles e insecticidas. Lee con detenimiento de las etiquetas de las pinturas, pilas, aerosoles, etc., opta por los que indican que no contienen CFCs.
  • Evita tirar productos químicos en el inodoro o en cualquier fuente de agua.
  • No arrojes basura en las calles, parques, playas, bosques, etc.
  • Cuida las áreas verdes de tu comunidad, la ciudad donde vives y la de los lugares que visites. Son fuente de oxígeno y ayudan a absorber CO2.
  • Usa responsablemente la energía eléctrica en casa y en el trabajo. Apaga las luces al salir de los distintos espacios y los equipos electrónicos que no estés utilizando.
  • Reduce el consumo de carne y productos lácteos; además de fortalecer tu salud, contribuyes a reducir las emisiones de metano que emite el ganado.
  • Evita quemar basura, al hacerlo aumenta la contaminación del aire.

 

Con información de Ecoosfera, National Geographic  y Fundación Aquare


No te pierdas

Conoce los tipos de plástico y cuáles debes evitar

> ¡No lo botes, recíclalo!

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2024 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad