Inicio Cultura y UrbeArte urbano El Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay

El Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay

por Haiman El Troudi
0 comentario

Una edificación de estilo modernista internacional destaca en pleno centro de la ciudad jardín de Venezuela. Entre referencias históricas como la Plaza Bolívar, el Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay.

Se trata de una construcción con techos de cerchas metálicas y losas de concreto, de sobrias pero espectaculares líneas que, más allá de su belleza arquitectónica, ofrece a los aragüeños y a los venezolanos en general, un lugar para la cultura, las artes y el sano esparcimiento familiar.

 

El Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay

 

Un espacio urbano que forma parte de la vida de la quinta ciudad de Venezuela, y la segunda con mayor crecimiento después de su vecina, la ciudad de Valencia.

Esta impactante edificación, considerada una de las obras más significativas de la arquitectura académica de la Venezuela moderna, fue diseñada por Luis Malausenna y Carlos Raúl Villanueva, y tuvo que esperar 40 años para ser inaugurada. En 2015 se le hizo una restauración integral que le dio una nueva vida a este espacio de las artes, colocando este Monumento Histórico Nacional a la vanguardia del mundo artístico y escénico, que hoy vibra en el corazón de Maracay.

Monumental inspiración

El Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay

 

Corría 1933 en la Maracay señorial, donde damas de antaño se paseaban con elegancia y escuchaban retretas en las plazas, año en que comenzó a edificarse una hermosa obra de arquitectura modernista. Fue Juan Vicente Gómez quien dio la orden de construir el Teatro de la Ópera, en un terreno baldío ubicado en la avenida Miranda, cerca de la Plaza Bolívar y frente al Hotel Jardín y la Clínica Maracay.

La obra le fue encomendada al arquitecto Luis Malaussena, quien junto a Carlos Guinand se inspiró en el Teatro de la Ópera de Charles Garnier, en París, para desarrollar el monumental proyecto. Fue concebido con el nombre de Gran Coliseo de Maracay bajo el estilo moderno internacional.

El Teatro de la Ópera vino a sustituir al viejo teatro, sede del actual Ateneo de Maracay, pues este no era suficiente para las actividades culturales de la época. La inauguración estaba prevista para 1936, con una compañía española de zarzuela, pero Gómez falleció un año antes y los trabajos fueron paralizados.

Más vale tarde

 

 

Con significativas modificaciones, la construcción se reinició en 1971, bajo la conducción de Luis Manuel Trompiz. Fue inaugurado finalmente, el 19 de marzo de 1973 con el nombre de Teatro de la Ópera de Maracay. Fue declarado Monumento Histórico Nacional el 15 de abril de 1994, mediante la Gaceta 35.441.

El arquitecto venezolano William Niño Araque, fallecido en 2010, aseguró que la construcción representa “unas de las obras significativas de la arquitectura académica en la Venezuela moderna”.

El proyecto  de restauración integral, acometido en 2015, fue dirigido por el arquitecto José Alberto Pulido y contempló la rehabilitación de piezas, para conservar su originalidad arquitectónica como fachadas, puertas y ventanas, mientras otras se renovaron en su totalidad. Como ejemplo del rescate de valores significativos, están las lámparas que se recuperaron y fueron bañadas en oro.

 

 

El proceso de restauración, que llevó 18 meses y 22 días, dejó constancia de lo histórico sin desaprovechar las potencialidades de la época actual, pues se usaron nuevas herramientas tecnológicas para mejorar su funcionamiento e infraestructura, colocando a este ícono cultural a la vanguardia del mundo artístico y escénico.

Más que concreto

 

El Teatro de la Ópera está conformado por una estructura de vigorosa volumetría con capacidad para mil 800 personas, en cuya geometría se distribuyen un vestíbulo de entrada con 180 luces en el piso, la gran sala, el escenario y su tramoya. En su diseño predominan las líneas horizontales con espacios libres que las compensan.

Actualmente cuenta con 914 butacas, incluyendo unas de mayor formato para personas de gran talla, 4 removibles destinados a personas con discapacidad y 2 palcos de honor, cada uno con 31 puestos cada uno.

Tiene un moderno sistema acústico, con capacidad para traducción simultánea de 4 idiomas. Además, cuenta con un sistema de luces LED que disminuye la generación de calor, creando un ambiente confortable. El sistema de seguridad de la sala principal tiene perfiles que alumbran cada escalón y las numeraciones de las filas.

 

El Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay

 

La parte externa del Teatro de la Ópera tiene un sistema de iluminación monumental, conformada por un aproximado de 380 luces, 15.000 metros de cable de potencia, en un voltaje de 220 voltios y 5.000 metros de cables de computación. Este novedoso sistema resalta los aspectos arquitectónicos de las infraestructuras en horas nocturnas, ya que se adapta a los contornos de la edificación, creando una imponente figura.

Otras áreas complementan el teatro incluyendo un centro de investigación audiovisual de la historia del teatro en Venezuela; el salón de piano – es el único en el país en ofrecer este tipo de espectáculos – ; tres salones para el funcionamiento de la Escuela de Ballet; una Galería de Arte, áreas administrativas y un café.

Más que ópera

El Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay

 

Hoy en día el Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay pues constituye una referencia cultural y artística nacional, un espacio para la presentación de figuras locales, nacionales e internacionales del espectáculo. Es escenario no solo de la ópera, sino también de grandes y pequeñas orquestas, galas corales, cine y variadas presentaciones escénicas.

También es un centro para las agrupaciones que hacen vida permanente en la dinámica cultural, como los Madrigalistas de Aragua, la Compañía de Teatro de Repertorio, el ballet del Teatro de la Ópera y la Orquesta Sinfónica de Aragua, que encuentran en estos espacios el soporte para su crecimiento profesional y proyección nacional.

 

El Teatro de la Ópera vibra en el corazón de Maracay

 

Esta majestuosa e imponente infraestructura, acoge en sus pasillos el acervo de expresiones artísticas que por años llevaron alegría y entretenimiento a los hogares venezolanos. Espacios donde se exhiben obras de distintos artistas plásticos de Aragua. El área adyacente al teatro incluye un bulevar vehicular que incorpora la plaza Bolívar y la fachada del Hospital Civil de Maracay al Complejo Histórico, ofreciendo a los aragüeños un circuito cultural para disfrutar expresiones artísticas como el teatro, la danza, música y otros espectáculos.

 

Con información de Ciudad Maracay, YVKE Mundial, Alba Ciudad  y El Clarín


No te pierdas

Seis íconos, seis ciudades

La Flor de Venezuela, hermoso espectáculo en la capital larense

 

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2024 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad