Inicio EcoVidaActualidad Verde ¿Podremos controlar la cantidad de muertes futuras por emisiones de CO2?

¿Podremos controlar la cantidad de muertes futuras por emisiones de CO2?

por Haiman El Troudi
0 comentario
¿Podremos controlar la cantidad de muertes futuras por emisiones de CO2?

Un nuevo estudio científico permite calcular, con mayor precisión, la cantidad de vidas humanas futuras que se perderán o se salvarán, si se aumentan o disminuyen las emisiones actuales de CO2. Esto contribuiría a definir una política climática cada vez más óptima para vivir en el planeta.

El autor del estudio, Daniel Bressler, del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia, presentó el Costo de Mortalidad del Carbono (MCC por sus siglas en inglés), una nueva métrica para cuantificar el número de muertes en exceso, relacionadas con las altas temperaturas esperadas a nivel mundial, de 2020 a 2100, causadas por las emisiones de carbono.

Este novedoso sistema refuerza los cálculos del Costo Social del Carbono, al mostrar directamente el costo mortal de los gases de efecto invernadero en el futuro. Ello dará la posibilidad de que los principales generadores de este tipo de contaminación estimen escenarios de aumento o disminución de muertes, de acuerdo a la regulación o no de la actividad que realizan.

Costo de Mortalidad del Carbono vs Costo Social del Carbono

¿Podremos controlar la cantidad de muertes futuras por emisiones de CO2?

Imagen de Nature Communications. Los modelos de evaluación integrada (IAM) evalúan el costo de reducir las emisiones y los daños del cambio climático en un modelo dinámico de equilibrio general que incluye interacciones acopladas entre la economía y el clima. En la figura A, los escenarios de emisiones y en la figura B las temperaturas probables.

 

El Costo de Mortalidad del Carbono (MCC) es el nombre de la investigación hecha por Bressler, publicada en la revista Nature Communications. Si bien el Costo Social del Carbono (SCC) es el índice actual para calcular los daños futuros por las emisiones de CO2, el estudio refiere que sus estimaciones se basan en investigaciones limitadas y desactualizadas que no incluyen el número de muertes directas por las altas temperaturas.

En este sentido, el MCC es una estimación más directa y transparente del efecto marginal de las emisiones de carbono en comparación con el SCC, pues proporciona una medida del daño por mortalidad causada por las emisiones marginales, sin descontar ni valorar vidas.

Asimismo, para proporcionar una mayor resolución sobre el efecto de la mortalidad de las emisiones marginales a lo largo del tiempo, el MCC se puede desagregar por años.

Determinar el impacto social

¿Podremos controlar la cantidad de muertes futuras por emisiones de CO2?

No obstante, tanto el Costo de Mortalidad del Carbono como el Costo Social del Carbono son útiles para determinar el impacto de nuevas actividades o proyectos marginales que producen emisiones de efecto invernadero o, de manera equivalente, el beneficio de renunciar a tales actividades.

Esto implica que, en la expectativa de 2020 a 2100, en el escenario de emisiones de referencia, la reducción de las emisiones en 1 millón de toneladas métricas de dióxido de carbono en 2020, salva 226 vidas; mientras que el aumento de las emisiones en la misma proporción, causa 226 muertes en exceso.

Otro ejemplo es que el Costo de Mortalidad del Carbono implica que la eliminación del valor de las emisiones de CO2 de un año, a partir de una central eléctrica promedio de carbón en los Estados Unidos en 2020, salva 904 vidas a la espera, del año 2020 al año 2100. Por el contrario, la adición del mismo valor, causa 904 muertes en exceso, en el mismo período de tiempo.

Vale destacar que 1 millón de toneladas métricas de CO2, es aproximadamente igual a las emisiones anuales promedio de 35 aviones comerciales; 216.000 vehículos de pasajeros y 115.000 hogares en los Estados Unidos.

Pérdida de vidas bajaría de 83 a 9 millones

¿Podremos controlar la cantidad de muertes futuras por emisiones de CO2?

Las estimaciones del estudio varían de acuerdo a los modelos de evaluación que se van empleando. Así, el escenario de un exceso de 83 millones de muertes a consecuencia del aumento de las temperaturas para el año 2100, podría concluir en 9 millones, lo que significaría 74 millones de vidas salvadas.

Para la primera cifra de muertes estimada, 83 millones, el estudio asume que, de acuerdo a la trayectoria actual de emisiones, en el año 2050 las temperaturas superarán los 2,1°C por encima de la época preindustrial. Luego de ese año la situación empeoraría más aceleradamente, por lo que las temperaturas alcanzarían 4,1°C en el 2100.

En otro escenario de la investigación, el cálculo se realiza con el costo social 2020 de carbono, ubicado en 37 dólares por tonelada métrica, con el corte gradual de emisiones a partir del 2050, ubicando el calentamiento en 3,4°C para el año 2100 con un descenso del exceso de muertes.

Pero realizando el cálculo con el Costo de Mortalidad del Carbono, la tonelada métrica se ubicaría en 258 dólares, lo que implica un corte considerable de emisiones en la actualidad y alcanzar la descarbonización completa en el 2050.  El resultado sería solo 2,4 grados de calentamiento extra en el 2100 con lo que el exceso de las muertes caería a 9 millones.

Mayor costo, más recortes, más vidas

¿Podremos controlar la cantidad de muertes futuras por emisiones de CO2?

De acuerdo a lo señalado, un mayor cobro por la contaminación ambiental ocasionada por las emisiones de dióxido de carbono, implicaría inmediatos y mayores recortes de esas emisiones, lo que redundaría en salvar vidas.

Cabe señalar que el estudio de Bressler no incluye daños colaterales por el calentamiento atmosférico, como posibles muertes por tormentas, inundaciones, malas cosechas o mutación de enfermedades, por lo que las cifras de muertes esperadas serían mucho más elevadas de las referidas en el estudio

Hasta este momento, el planeta se ha calentado alrededor de 1,1ºC en comparación con tiempos preindustriales.

 

Con información de Nature Communications, Sputnik News, La Razón y Europa Press


No te pierdas

Repunte de emisiones de CO2 amenaza oportunidad histórica de frenar el calentamiento global

Las nubes podrían amplificar el calentamiento global

Una fosa común necesaria, enterrar el CO2

Deshielo antártico provocaría un “desastroso” aumento del nivel del mar

 

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2024 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad