Inicio Destacadas Voltea la cara y verás las Tetas de María Guevara

Voltea la cara y verás las Tetas de María Guevara

por Haiman El Troudi
0 comentario
Voltea la cara y verás las Tetas de María Guevara

En la parte costera sur de la Isla de Margarita, antes de La Restinga, en el Municipio Tubores, sobresalen dos elevaciones cónicas en una extensa planicie que rompen con la monotonía del paisaje, voltea la cara y verás Las Tetas de María Guevara.

Las dos colinas gemelas que asemejan los senos de una mujer y son punto de referencia para los navegantes de la zona, miden unos 130 metros de altitud y fueron declaradas Monumento Natural el 27 de febrero de 1974, mediante el decreto Nº 1.634.

Salvaguardar los valiosos recursos naturales y escénicos de la zona, considerados fundamentales para encauzar el desarrollo de la región y frenar su deterioro ambiental, fue objetivo de la declaratoria.

Zonas de vida

Voltea la cara y verás las Tetas de María Guevara

El monumento presenta tres zonas de vida fácilmente identificables. La más amplia es la terrestre e incluye los dos cerros que le dan el nombre. Es un espacio desértico tropical, caracterizado por una vegetación baja, rala y dispersa en el que predominan los cactus, los cujíes y arbustos espinosos.

Las lagunas costeras son un ambiente relevante dentro de este ecosistema que está sujeto a las variaciones del nivel del mar y a las precipitaciones. En el interior del monumento nacional Tetas de María Guevara se encuentran tres: Laguna Boca de Pala, Laguna de Raya y Laguna Punta de Piedras, rodeadas de las cuatro especies de mangle como vegetación dominante: el negro, el rojo, el blanco y el botoncillo.

La tercera zona está representada por las playas estrechas, de escasa profundidad y poco oleaje, gracias a su ubicación con respecto a las corrientes y los vientos. Ellas son refugio de variadas tortugas marinas que anidan en el parque nacional Laguna de La Restinga.

Poca pero valiosa vida animal

Voltea la cara y verás las Tetas de María Guevara

Dada su naturaleza desértica, este monumento natural cuenta con poca pero valiosa vida animal. En los espacios terrestres se puede encontrar al conejo sabanero, los murciélagos longirostro mayor y diminuto claro; así como el mapurite y el venado caramerudo, especies endémicas de la Isla de Margarita.

Dentro de la avifauna destacan el Ñángaro y la Cotorra Margariteña, catalogadas como aves en peligro de extinción. También abundan lagartijas y culebras como la Cascabel y la Coral. La zona es un importante refugio de aves marinas que lo visitan en busca de alimento y lugares para reproducirse.

Los manglares ubicados en las tres lagunas protegidas por las Tetas de María Guevara son un importante hábitat para un gran número de moluscos y peces, que son la base alimenticia y la principal actividad económica de los pobladores.

Entre historias y leyendas

Voltea la cara y verás las Tetas de María Guevara

Las versiones sobre la vida de la fémina que da nombre al famoso monumento son variadas. El enigma y la fantasía rodean a este personaje que ha inspirado canciones, poemas, historias y leyendas de nuestro país.

Unos dicen que María Guevara fue una india y fue enterrada en esa parte de la isla, donde al poco tiempo y de forma mágica, surgieron las montañas gemelas. Otros hacen referencia a una mujer, de senos pequeños y gran popularidad, entre los marinos que llegaban al puerto durante la época de la independencia. En son de burla decían: “Allí dejó las tetas María Guevara”.

Voltea la cara y verás las Tetas de María Guevara

La versión más aceptada es la promovida por Jesús Manuel Subero, cronista margariteño, quien cuenta que María Guevara fue una comerciante cumanesa que se estableció en la zona y la hizo prosperar hasta que murió a la edad de 85 años. Esta mujer de pequeños senos, muy querida entre los pobladores, era dueña de una gran fortuna y varios trenes de pesca.

Lo cierto es que este monumento natural que ya era mencionado en 1532, en el Archivo General de Indias en Sevilla, con el nombre de Las Tetas, también es producto del humor característico de este pueblo que, con picardía, ironizaba sobre la carencia de pechos en aquella mujer.

Turismo ecológico

Venados Caramerudo de Margarita y Mérida son exclusivos de Venezuela

La subespecie margaritae del Odocoileus virginianus es conocida como el venado enano de Margarita.

El área protegida del Monumento Natural Las Tetas de María Guevara, que abarca 1.670 hectáreas, es administrada y manejada por Inparques. Es un lugar en el que se desarrollan diversas actividades que permite a sus visitantes, disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

El excursionismo por senderos y salinas, la observación de aves, los paseos en pequeñas embarcaciones, la práctica de remo, el disfrute de las playas, la investigación científica y el turismo de naturaleza son sólo algunas de ellas.

Lo importante es recordar que éstos son espacios con ecosistemas frágiles y sitios de reproducción y residencia de muchas especies de aves que necesitan ser cuidados y conservados para que mantengan su equilibrio.

 

 

 

Con información de Biots Bioturismo Venezuela, Museo Nueva Cádiz, Isla de Margarita al Día, Isla de MragaritaTuya, Minec, Sistema de Áreas Protegidas Marino Costeras y Taringa

Fotos cortesía de Infoguia, Minec, Isla Margarita 24


No te pierdas

En La Restinga el amor se pasea por canales naturales

Conoce las reservas de fauna silvestre de Venezuela

Conoce cuáles son los 44 parques nacionales de Venezuela

> Monumentos naturales de Venezuela

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2023 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad