Inicio Destacadas La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

por Haiman El Troudi
0 comentario
La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

Más de 30 años pasó Francisco de Miranda estudiando, ideando y luchando por la emancipación de la América bajo el yugo español. Tres décadas de riesgos, sacrificios, buenas y malas experiencias, que le valieron ser reconocido como el más universal de los héroes americanos, y el gran precursor de nuestra liberación. Por ello, su firma enaltece el Acta de Independencia de Venezuela, suscrita el 5 de julio de 1811.

Fue el diputado Miranda, quien el 25 de junio de 1811 irrumpió en el Congreso Constituyente, donde se debatía si el nuevo Estado debía ser federalista o centralista, para llamar la atención sobre la necesidad de proclamar la Independencia. Fue él quien lideró las discusiones que desde entonces se dieron con el fin de convencer- con sólidos argumentos – a los diputados moderados y para presionar a los promonárquicos a pronunciarse.

El prócer venezolano había vuelto al país en 1810, cuatro años después de las dos fallidas invasiones que encabezó para iniciar la emancipación de la américa colonizada por los españoles. Simón Bolívar logró que regresara cuando estuvo en Londres, junto Luis López Méndez y Andrés Bello, como integrante de la comisión que la Junta de Caracas envió con la misión de lograr el apoyo del gobierno británico a la causa independentista.

En Madrid inicia su legendario diario

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

Con apenas 21 años, Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez, partió a España donde ahondó su formación intelectual y se formó como militar. En Madrid, comenzó a escribir su diario, que le acompañó durante 40 años, e inició su biblioteca en castellano, francés e inglés donde incluyó libros de autores prohibidos por la Inquisición, lo que siempre arrojó sospechas sobre él.

Su paso por el ejército español le dejó momentos estelares como la defensa de Melilla contra las fuerzas del Sultán de Marruecos y su destacada actuación en la toma de Pensacola, durante la guerra de independencia de los Estados Unidos, donde fue ascendido al grado de Teniente Coronel.

Pero también padeció encarcelamientos, traiciones, así como la condena a perder su empleo como militar, pago de una fuerte multa y prisión por 10 años en África del Norte, por una intriga que lo señaló de traidor cuando estaba cumpliendo una misión secreta en La Habana. Ciudad de donde logró huir con la ayuda del coronel Juan Manuel Cajigal, quien conocía su inocencia. Era el año 1783. Desde entonces renunció a la llamada Madre Patria.

En busca de apoyo al proyecto independentista

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

Miranda viajó a los Estados Unidos, donde recorrió los estados de la unión para ver de cerca los cambios tras la experiencia emancipadora y compartió con tres de los llamados padres fundadores de esa nación: George Washington, Thomas Paine y Jhon Adams. En Nueva York, le confió al coronel Alexander Hamilton y al general Henry Knox su proyecto de independizar a la actual Latinoamérica del imperio español, en busca de apoyo.

Fue en ese año (1783) cuando Miranda comenzó a usar en su diario el término “nuestra América”, así como el de América meridional, con el fin de diferenciarla de la América anglosajona. Su pensamiento ya era más revolucionario, con un sentido de pertenencia que lo fue llevando a pensar en bautizar como Colombia a toda la región una vez liberada, en atención a Cristóbal Colón, cuyo rol protagónico en la llegada al nuevo mundo fue desplazado por el de Américo Vespucio.

De allí que 36 años después Simón Bolívar bautizara como República de Colombia a la unión de la Capitanía General de Venezuela y el Virreinato de la Nueva Granada en una sola nación. Así, el sueño de unión emancipadora concebido por Miranda antes del nacimiento del Libertador, tuvo una fase de inicio a tres años de su propia muerte.

Gira de investigación y conocimiento

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

Francisco de Miranda realizó una gira de investigación y conocimiento por las principales ciudades de Europa y Asia. Con admirables dotes de diplomático, tuvo contactos notables con personalidades políticas y miembros de la realeza siendo, quizás, el más importante el de la emperatriz de Rusia, Catalina La Grande, quien hizo aportes económicos para su causa y cuyo largo brazo protector lo salvó de la cárcel en más de una oportunidad.

Cuatro años (1785-1789) duró este periplo en búsqueda de una forma de gobierno adecuada para la unidad Nuestra americana, una vez alcanzada su independencia de la corona española. De regreso a Londres, estalló la Revolución Francesa. Miranda profundizó sus relaciones sociales en pro de la independencia, incluso redactó un proyecto de Constitución para la región una vez liberada.

Busca apoyo en la Francia revolucionaria

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

Película venezolana Miranda regresa de Luis Alberto Lamata.

Al no lograr respaldo del primer Ministro inglés, William Pitt, a quien le había entregado un amplio memorial con numerosos anexos sobre la realidad de las colonias españolas y el sistema vigente, Miranda buscó apoyo en la Francia revolucionaria, pero una vez allí entiende que no es el momento propicio.

No obstante, cuando le ofrecieron incorporarse al ejército revolucionario aceptó, aunque la emperatriz Catalina se ofendió y le retiró el apoyo. Con el grado de Mariscal de Campo, se incorporó al Ejército del Norte bajo el mando del general Dumouriez y por su destacada actuación en la batalla de Valmy (1792) fue ascendido al grado de Teniente General.

Cuando fue llamado a París para consultarle sobre un proyecto destinado a fortalecer las posesiones francesas en Haití y pasar luego a las españolas, presentó su proyecto liberador. Mas no fue posible, porque luego de un nuevo triunfo militar con la toma de la ciudad de Amberes, los jacobinos tomaron el poder y fue encarcelado por un año y medio.

Una vez libre, se mantuvo clandestino en París, aunque no cedió en la lucha por su buen nombre y sus ideales. En esa ciudad fue donde, cuatro años antes de dar su golpe de Estado, Napoleón, quien lo consideraba un espía de España en Inglaterra, habría comentado: «Es un Quijote que no está loco, tiene fuego sagrado en el alma».

El Acta de París

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

Se reunieron en París los emisarios de las diferentes personalidades de Nuestra América, vinculadas a los planes para liberarse del imperio español. Allí se celebran reuniones secretas, que algunos autores enmarcan en la masonería, aunque sin pruebas concluyentes.

El 22 de diciembre de 1797, se firmó el Acta de París, en la cual los emisarios nuestroamericanos le confirieron a Miranda el poder para las gestiones encaminadas a lograr la independencia, con el apoyo de Inglaterra y los Estados Unidos. Pero los planes tuvieron que esperar seis años para reactivarse, pues un tiempo después fue suscrito el tratado de paz de Amiens entre Francia, Inglaterra, España y Holanda.

Un hecho significativo fue que, en octubre de 1805, las armadas de España y Francia fueron destruidas en la batalla de Trafalgar por los británicos, lo que significó que el imperio español se quedó sin flota para contener a sus colonias en ebullición. Vale resaltar que dos meses antes Simón Bolívar, junto a Simón Rodríguez, juró libertar a Venezuela, en el Monte Sacro.

Dos armas poderosas para la conciencia popular 

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

Película venezolana Miranda regresa de Luis Alberto Lamata.

Dos invasiones fallidas (1806), pero evidencias de la vulnerabilidad española, constituyen las primeras hazañas militares de Francisco de Miranda en Venezuela, donde logró desembarcar, al segundo intento, en La Vela de Coro. En ese territorio dejó un par de armas poderosas para despertar la conciencia del pueblo: la imprenta con la que estampó su proclama; y la bandera tricolor, símbolo de la venidera República.

Apenas pasaron dos años para que Napoleón invadiera a España (1808). Carlos IV y su hijo abdicaron a favor de Bonaparte. Miranda no tardó en comunicar a todos los cabildos de América que se constituyeran en poderes independientes. En 1810 se constituyeron Juntas en México, La Paz, Caracas, Buenos Aires, Bogotá, Santiago de Chile, Asunción, Guatemala y Santo Domingo.

La universal firma de Miranda enaltece nuestra Acta de Independencia

De regreso a Venezuela, ese mismo año, Miranda fue figura descollante de la Sociedad Patriótica, desde donde promovió sus ideas emancipadoras e influenció a los llamados diputados moderados para proclamar la libertad absoluta del régimen español, lo que se hizo realidad con el Acta de Declaración de la Independencia de Venezuela.

Más allá de lo que sucedió después de tan significativo acontecimiento, Francisco de Miranda es inmortal ejemplo de constancia ante estruendosos fracasos; valentía, frente al peligro; honestidad contra las corruptelas.

Él nunca dejó de insistir en el sueño de liberar a Nuestra América, desde el río Misisipi hasta la Patagonia. Él jamás se rindió y lo demostró con su plan de fuga de la cárcel de Cádiz, frustrado solo porque enfermó mortalmente dos días antes de lograrlo.

 

Con información de Ciencia con Conciencia

González Rumazo, Alfonso (2001). 8 GRANDES BIOGRAFÍAS. Tomo II. Francisco de Mirada. Edición de la gobernación del estado Sucre.

Bohórquez, Carmen. FRANCISCO DE MIRANDA. PRECURSOR DE LAS INDEPENDENCIAS DE LA AMÉRICA LATINA. Colección Bicentenario Carabobo. Caracas 2021.


No te pierdas

La Batalla de Carabobo sepultó tres siglos de poderío español

> La batalla de Martín Tovar y Tovar en el Capitolio

Conoce las batallas de la gesta emancipadora de Venezuela

Intensamente Bolívar

 

Deje un Comentario

@Copyright 2018-2024 | Haiman El Troudi | Todos los derechos reservados.

Si continuas navegando en esta web, aceptas el uso de las cookies Acepto Leer Más

Política de Cookies y Privacidad